La Lactancia Materna ¡Sí! ¿Pero Porqué?

capçalera 8

Organismos como la OMS,  la asociación Americana de pediatría o, sin ir más lejos, la española, coinciden en la importancia de la lactancia materna y en su durada. La lactancia materna exclusiva debería de durar como mínimo 6 meses (quien dice 6 meses dice 180 días y no el día que el niño cumple 6 meses) y seguir con el amamantamiento  hasta los 2 años o más junto con la alimentación complementaria y mientras ambos lo deseen.

Las virtudes de la lactancia materna son innombrables,  tanto para la madre como para el bebé.  Le leche materna es el mejor alimento durante los primeros meses del bebé, cubre todas sus necesidades, tanto nutricionales como afectivas. Fortalece el inicio de un buen vínculo entre madre-bebé y un apego seguro.

capçalera 3

Hoy en día la superioridad de la leche materna frente a las leches artificiales (de fórmula) esta más que contrasta y demostrada científicamente. El pequeño alimentado con leche de fórmula tiene mayor  riesgo de muerte súbita, de asma, de padecer alergias a largo plazo, peores puntuaciones a test de inteligencia,  problemas gastrointestinales, respiratorios, hiperactividad, depresión…Al mismo tiempo las madres se ven expuestas a mayor  riego de cáncer de ovarios, útero, enfermedades cario-vasculares, hipertensión…

De un punto de vista ecológico las mujeres que dan el pecho protegen el planeta, ya que sus hijos no consumes productos derivados de la industria que a su tiempo contamina.

… y nos dejamos lo más importante, una mujer da el pecho simplemente porque quiere! Las razones citadas aquí arriba tienen su peso y están contrastadas, pero no son nada frente al deseo de una madre de dar el pecho a su retoño, de alimentarlo tanto físicamente como emocionalmente. De tenerlo horas abrazado, de mirar sus ojitos, de sentir su dulce olor de fusionarse con su alma….

¿Y tú, porque das el pecho?

Por Myriam Massó, doula, asesora de lactancia e instructora de porteo. 

Deja un comentario